El nacimiento de un bebé: una historia de amor y resistencia que conmueve el corazón.

Solo las madres conocen y entienden la experiencia de pasar horas insoportables de dolores de parto. Se necesita mucho trabajo físico y fuerza mental para que las madres den a luz.

En el caso de Angel Taylor, de 33 años, su pequeño paquete de alegría decidió poner a prueba su determinación durante cuatro arduos días antes de salir del útero. Y, cuando llegó, ¡lo hizo por todo lo alto! Cuando los médicos sacaron al recién nacido, tenía los brazos en alto y una sonrisa en el rostro.

Solo cuando el bebé Sullivan crezca, se dará cuenta de los riesgos para la salud, las preocupaciones y el intenso trabajo al que se sometió su madre para traerlo a este mundo.

image

Una evaluación rutinaria del embarazo reveló que Angel sufría de presión arterial alta y que tendría que solicitar el parto una semana antes de la fecha estimada de parto. Pronto fue admitida en el hospital. Sin embargo, como no había dilatación, los médicos administraron pequeñas dosis de una hormona para inducir las contracciones. Dado su último embarazo, que fue una cesárea, los médicos decidieron no darle una inducción activa, o de lo contrario había un riesgo de ruptura uterina que amenazaba su vida y el bebé se estresaba.

image

Esto significó que Ángel tuvo que esperar a que la naturaleza siguiera su curso y pasara por un trabajo lento. Lo que no esperaba eran cuatro días de parto agonizante. Después de que se dilató cuatro centímetros y comenzó el procedimiento de parto, los médicos se enteraron de que el bebé no podía salir del canal de parto. Finalmente, los médicos realizaron una cesárea para darle la bienvenida a Sullivan, quien saludó a todos en la sala con los brazos extendidos y una sonrisa. Unos minutos más tarde, su padre se arrodilló junto a la cabeza de su esposa, probablemente rezando y agradeciendo a Allah.

image

Hablando con la gente, Angel dijo: “Pensé que era muy divertido porque él estaría así en mi barriga, siempre se estaba estirando. Le decíamos: ‘¡Tendrías mucho más espacio para estirarte si simplemente salieras!’ Y cuando salió, eso fue exactamente lo que hizo. Fue un gran alivio. Estábamos preocupados por cómo le iría… ¡Estaba en muy buena forma!”.

image

Ahora disfruta de la maternidad y siente que Sullivan encaja perfectamente en la familia. “Él es el bebé más tranquilo. Es realmente dulce y tranquilo. Casi nunca llora. Le encanta acurrucarse y es muy dulce. Mis hijos mayores lo aman y siempre quieren abrazarlo”.

El nacimiento de Sullivan fue bellamente capturado a través de la lente de la fotógrafa de nacimientos Laura Shockley, para quien fue su primera experiencia con la fotografía de cesáreas.

Related Posts

Secreto para aumentar la ternura: usa ropa rosa para hacer más hermoso a tu bebé

Liberando lo adorable: elevando el encanto de su bebé con ropa rosa Vestir a su pequeño no es simplemente una tarea; es una forma de arte, un lienzo donde…

La voz de un niño: una fuente mágica de energía para el corazón de una madre

La magia de la voz de un niño: la fuente de fortaleza de una madre Hay una magia profunda en el simple sonido de su hijo gritando: “Mami”. En eso …

Las sonrisas de los niños: una fuente de energía inesperadamente encantadora y positiva

El poder de la sonrisa de un niño: una fuente refrescante de alegría y ternura Hay algo increíblemente especial en la sonrisa de un niño. Tiene la singularidad…

El regalo más preciado: Los niños: una fuente inestimable de consuelo y belleza.

El regalo más dulce: el consuelo y la belleza de los niños Los niños tienen una capacidad única y notable para traer alegría y consuelo a nuestras vidas. Su inocencia…

¡Ay dios mío! ¿Por qué los bebés son tan adorables?

¡Ay dios mío! ¿Por qué el bebé es tan lindo? ¡Ay dios mío! ¿Por qué el bebé es tan irresistiblemente lindo? Allí estaba ella, recostada en la cuna con la sonrisa más encantadora…

Los ojos puros de un niño: redescubriendo la magia en un mundo complejo

La simplicidad en los ojos de los niños: redescubriendo la maravilla en un mundo complejo En el ajetreo y el bullicio de la vida adulta, donde las responsabilidades pesan…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *