Historia de una mujer que da a luz en la carretera en Queensland

Mientras viajaba 80 kilómetros hasta el hospital en Labor, una mujer embarazada en Queensland se quedó 𝐛𝐢𝐫𝐭𝐡 al costado de la carretera. Cuando Saalia Maestrom, residente de Port Douglas, se dio cuenta de que tenía que ir al Mareeba Hospital para dar a 𝐛𝐢𝐫𝐭𝐡, se fue preocupada. Tenía la esperanza de que el Hospital Mossán, que estaba a solo 15 minutos de su casa y había cerrado sus servicios de atención primaria en 2003, reabriera antes de su fecha prevista. La madre está tan segura de sí misma que incluso pensó en regresar a Melourne, donde ella y su esposo, Conan, residían anteriormente, para dar 𝐛𝐢𝐫𝐭𝐡. “La primera vez que viajamos [a Mareeba], me preocupaba la ausencia de casas y carreteras cercanas. ¿Qué pasa si no llegamos al hospital? Me pregunté de inmediato. No hay nadie en la zona.

"imagen"

Cuando llegó el último día, su campamento ya estaba instalado. Después de subirse al auto con contracciones cada vez más fuertes, la Sra. Conan llegó para hacer un cambio de sentido después de 30 minutos. “Nos detuvimos. Mi fuente se rompió después de dos viajes de ida y vuelta. El infante llegó quince minutos después, según Saalia. No había muchos autos en la ruta, pero Conan encontró algunos. El antiguo marido paramédico se quedó para ayudar mientras la esposa se dirigía a un lugar donde pudiera recoger la recepción del móvil y llamar a la ambulancia. “Me preocupaba que no encontrara un lugar para quedarse rápidamente, y cuando dijo que no tenía respuesta, me preocupé por la conversación que tendríamos que tener para estar solos”, dice Saalia.

"imagen"

“Exclamé: ‘La cabeza de 𝑏𝑎𝑏𝑦 está hacia abajo’, después de la primera p, y él respondió: ‘No, no puedo ver nada. Él razonó que no podía compararse con la ley anterior porque era considerablemente más prolongada. Luego, cuando fue el turno de la segunda persona, salió y dijo: “Oh, Dios mío”. Nos dimos cuenta de que no había ningún lugar al que pudiéramos ir en ese momento. No estábamos seguros de si debíamos sacar al bebé, pero insistí en que necesitaba psh y me negué. Con los hombros expuestos, el 𝑏𝑎𝑏𝑦 simplemente se cayó. Tan pronto como atrapó al bebé, sentí alivio. El 𝑏𝑎𝑏𝑦, afirmó, estaba bastante resbaladizo. Hace una analogía con la anguila. No escuchamos un solo llanto del bebé mientras lo sostenía en sus brazos. No sabíamos qué hacer, pero vi la 𝑏𝑎𝑏𝑦 мoʋe, pero no lloré”. El ex paramédico revisó el pulso de 𝑏𝑎𝑏𝑦 y luego comenzó a llorar.

"imagen"

Fue un final feliz para un día dramático. Saalia espera que las futuras mujeres no tengan que pasar por lo que ella pasó y está apoyando la campaña de reapertura del Hospital Mossán.

Related Posts

La ternura del bebé derrite todos los corazones.

El encanto irresistible de los bebés lindos: un deleite que asombra a todos Hay algo singularmente encantador en la inocencia y el encanto de los bebés. Su …

La irresistible belleza de la pureza.

Encantador y puro: el encanto irresistible de la inocencia Hay una magia encantadora en la pureza y la belleza de los bebés que captura los corazones y enciende…

Fuente de fortaleza y orgullo familiar.

Bebés: el orgullo y la alegría de los padres Los bebés son más que simples incorporaciones a una familia; son el orgullo y la alegría de sus padres. Desde el momento …

La sonrisa de un niño: un regalo inestimable para la felicidad familiar

A Child’s Smile: Doubling the Joy of Parenthood There is a special kind of magic in a child’s smile that amplifies the joy of parenthood. A child’s smile …

La frágil y encantadora belleza de la infancia.

La encantadora belleza de los bebés: un deleite que hace palpitar el corazón Hay un encanto incomparable en la belleza de los bebés que tiene el poder de hacer palpitar los corazones…

La combinación perfecta de pura belleza.

La ternura y la inocencia de los niños cuando están inmersos en la naturaleza Hay algo increíblemente encantador en ver a los niños inmersos en la naturaleza. Su …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *