La historia de la mamá más diminuta del mundo que cautiva a todos con sus adorables crías

El raro trastorno genético Osteogénesis imperfecta hace que Stɑcey Herɑld, que mide solo 2 pies y 4 pulgadas de alto, crezca lentamente y adquiera pulmones subdesarrollados y huesos quebradizos.

La devota madre deja atrás a su esposo Wil, de 35 años, sus hijas Kɑteri y Mɑkyɑ, de 11, su hijo Mɑlɑchi, de 8, y los parientes de Mɑlɑchi, quienes aún residen en la casa de la familia en Kentucky.

"imagen"

Desafiando las advertencias de sus médicos de no convertirse en Pʀᴇɢɴᴀɴᴛ porque el ʙᴀʙʏ crecería demasiado y ahogaría su corazón y pulmones, Stɑcey dio a luz. La madre de tres hijos dio a luz a tres niños en solo tres años, a pesar de los consejos médicos, pero no lo hizo. Sus dos hijos, Kɑteri y Mɑlɑchi, heredaron su ᴅɪsᴇᴀsᴇ, que la familia desea recuperar.

"imagen"

Mɑlɑchi, su hijo menor, nació en la sección viɑ Cɑesɑreɑn el 28 de noviembre de 2010, ocho semanas antes y pesó 2 lb 10 oz.

Después del tratamiento, necesitó 34 suturas, y Stɑcey dijo: “Es el tipo más hermoso e inmaculado que he visto en mi vida”. Solo quiero estar a su lado”.

"imagen"

‘Cuando Mɑlɑchi nació, no tenía huesos de ‘oke’. Las personas como nosotros nacemos con extremidades y piernas torcidas porque el parto podría romper nuestros huesos quebradizos.

"imagen"

Dejé en claro que, si bien son todos niños especiales, las niñas deben vigilar a Mɑlɑchi hasta que sea un poco mayor. Fue un desafío cuando aprendimos que Mɑlɑchi tenía mi ᴅɪsᴇᴀsᴇ. Pero como Kɑteri y yo estábamos allí, estábamos seguros de que podíamos ofrecerle la mejor asistencia posible.

"imagen"

A pesar de estar confinada a una silla de ruedas, Stɑcey tomó un paso activo en el cuidado de los niños, junto con su esposo Wil, a quien conoció en 2000 mientras trabajaba en una súper ciudad, y con quien se casó en 2004.

Ella cambia los pañales de los niños en un pedestal especialmente diseñado mientras baña a los niños, amamanta a Mɑlɑchi y usa su silla de ruedas.

"imagen"

Pero el padre del interno Wil, que mide 5 pies y 9 pulgadas, se encargó de ellos esa noche porque se estaba poniendo demasiado difícil para ella para entonces.

Stɑcey dijo en el momento del nacimiento de su tercer hijo: “Todo lo que no puedo hacer, Wil puede. Es tan bueno para levantarse por la noche y cambiar pañales y alimentar a las niñas, que realmente es una persona afortunada.’

"imagen"

Stɑcey ayudó activamente a Wil, con quien se casó en 2004, a cuidar de los niños a pesar de estar confinada en una silla de ruedas. Cuando Stɑcey trabajaba en una súper ciudad en 2000, conoció a Wil.

A pesar de las dificultades que enfrenta y del gran ʀɪsᴋ en el que se mete al dar a luz, Stɑcey afirma que se ve a sí misma como una ɑ “maravilla” y está convencida de que sus hijos “también serán Mɪʀᴀᴄʟᴇs”.

Related Posts

El poder mágico de la sonrisa de un niño disipa todas las preocupaciones

El poder curativo de la sonrisa de un niño La sonrisa de un niño es más que una simple expresión fugaz; es un faro de esperanza, una fuente de alegría ilimitada y…

La serenidad brilla en el rostro del ángel bebé

El poder curativo de las conversaciones con los niños Cuando se sienta cansado y abrumado, existe un remedio simple pero profundo: hable con sus hijos. …

Suaves rayos de sol emanan del rostro tranquilo del bebé.

El resplandor calmante del rostro de un bebé El rostro radiante de un bebé es una fuente de paz y alegría inconmensurables para los padres. No hay nada más precioso que…

La belleza angelical del bebé cautiva los corazones de los internautas

La irresistible ternura de un bebé cautiva a la comunidad en línea En el vasto panorama de Internet, pocas cosas pueden capturar corazones y difundir alegría…

El orgullo de una familia feliz a través de la radiante belleza del bebé

La belleza radiante de un bebé confiado: un testamento para una familia feliz La belleza de un bebé confiado y radiante, con el rostro iluminado por pura alegría, es…

Belleza pura y angelical a través de los ojos de los niños.

La pura belleza reflejada en los ojos de un bebé Hay una belleza profunda y encantadora en la pura ternura reflejada en los ojos de un bebé. Esos anchos, inocentes…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *